Lo que usted debe saber sobre los cuidados paliativos

Escrito por Stacy Simon. Traducción por ContextGlobal, Inc. y editado por Rafael Delfín.


Todas las personas con una enfermedad grave como el cáncer pueden beneficiarse de los cuidados paliativos como parte de su plan de tratamiento. La atención paliativa incluye cuidados de apoyo administrados por su equipo de atención médica, tal como alivio de síntomas, dolor y estrés. En el tratamiento contra el cáncer, estos cuidados tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida para los pacientes y sus familias.

Los cuidados paliativos pueden incluir:

  • Medicamentos para controlar el dolor, las náuseas y otros síntomas
  • Ayuda con necesidades emocionales y espirituales
  • Apoyo para ayudarle a entender mejor su enfermedad y diagnóstico
  • Asistencia para tomar decisiones médicas
  • Coordinación con sus otros médicos
  • Seguridad de que todas sus necesidades de cuidado físico, emocional, espiritual y social están siendo atendidas

A veces la gente confunde cuidados paliativos con cuidados de hospicio. Ambos se enfocan en mejorar la calidad de vida de la persona mientras están en vida. Sin embargo los cuidados paliativos son apropiados en cualquier edad y en cualquier etapa de una enfermedad grave. Una persona puede recibir dichos cuidados durante toda la enfermedad, incluso cuando está recibiendo tratamiento activo para el cáncer u otras enfermedades graves. Por otro lado, los cuidados de hospicio se proporcionan cerca del final de la vida, generalmente cuando el tratamiento para una enfermedad ha dejado de funcionar.

Usted puede recibir cuidados paliativos de su equipo de atención médica habitual, o de especialistas en cuidados paliativos. Si usted tiene una necesidad que no está siendo satisfecha, hable con su médico, enfermera, o equipo de atención médica sobre incorporar cuidados paliativos en su tratamiento.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.