Los niños y la protección radiológica

Escrito por Stacy Simon. Traducción por Claudia Conti / Rafael Delfín-DAVIS.
parents and their little girl talk to her doctor in an exam room


Cuando su hijo(a) se enferma o tiene una lesión, usted querrá que reciba atención médica de inmediato. A menudo, esto significa hacerse una radiografía, fluoroscopía, tomografía computarizada (CT), u otro examen médico que utiliza radiación. Estas pruebas a menudo pueden ayudar a los niños y a veces incluso salvan sus vidas. Sin embargo, es importante usar estas pruebas solo cuando es necesario.

Esto se debe a que este tipo de pruebas médicas exponen a los niños a radiación ionizante (información disponible en inglés), la cual puede ser un factor de riesgo para el cáncer. La exposición es particularmente preocupante en los niños. Para empezar, los niños son más sensibles a la radiación que los adultos. Los niños podrían recibir una dosis de radiación más alta de lo necesario si la configuración del equipo no está adaptada al tamaño pequeño de sus cuerpos. Y los pacientes más jóvenes tienen un periodo de vida más largo para que los efectos de la radiación alcancen a manifestarse.

¿Qué se puede hacer? La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), la cual regula los dispositivos de radiación médica, brinda a los padres algunos consejos:

  • Haga un seguimiento de los estudios por imágenes de su hijo y converse sobre este historial con el médico cada vez que le recomienden una prueba nueva. (Simplemente lleve un registro, o descargue uno de The Image Gently Alliance (Alianza para la Seguridad Radiológica en Imágenes Pediátricas)
  • Pregunte si otras pruebas que no usen radiación ionizante (como ecografías o imágenes por resonancia magnética), podrían ser igualmente útiles.
  • Si se ha determinado que la radiografía, tomografía computarizada (CT) u otro estudio por imagen con radiación ionizante es el mejor método, pregunte al centro de estudios por imágenes si es posible ajustar la dosis a la altura y al peso de su hijo.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.